A propósito de la creación de la Mesa de Diálogo para la construcción de acuerdos en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, el representante de los docentes en el Consejo Superior Universitario, comenta sobre este escenario de discusión que se desarrolla actualmente contando con participación de los diferentes representantes de la comunidad universitaria.
 
En una nueva emisión de Punto de Vista, estuvo el Profesor José Nelson Pérez Castillo, representante de los docentes en el CSU. El profesor Pérez también habla sobre el propósito del Consejo Superior Universitario y de los docentes para sacar avante la discusión y la construcción de acuerdos en fortalecimiento de la institución.
 
“Lo vemos con profunda convicción y respeto hacia la construcción de una verdadera sociedad igualitaria, que precisamente, con las mejores ideas, construirá su propio futuro; en este caso en el ejercicio de la autonomía universitaria”. (…) “En la Mesa de Diálogo esperamos que imperen las mejores ideas en un clima de debate y confrontación pero también de ideas”.
 
Dando continuidad a la programación especial para conversar sobre este espacio de deliberación y construcción de acuerdos en fortalecimiento de la institución, representantes profesorales acompañaron una nueva emisión para abordar el tema en cuanto a garantías, participación, democracia, entre otros.
 
En cuanto al planteamiento y desarrollo de las garantías para el funcionamiento de la mesa, punto que se ha venido tratando en la agenda de las sesiones de la mesa de diálogo, explica el docente Luis Alfonso Martínez, que se estableció desde un inicio como un principio de transparencia y basado en lo público para que la comunidad universitaria esté al tanto de las discusiones y decisiones que allí se establecen: “Lo que estamos planteando en la Universidad es la necesidad de profundizar la democracia”. 
 
De igual manera, expone el docente que esas mismas garantías se traducen al tiempo de trabajo que dedican los integrantes de la mesa y al esfuerzo que conlleva sacar avante este proceso, para lo cual se proyecta brindar reconocimiento a esta labor y ofrecer permisos académicos a los estudiantes y docentes parte de la mesa. Sin embargo, el docente manifiesta preocupación ante la tardanza para hacer efectivas dichas garantías y hace un llamado a la administración para acelerar la gestión. 

 
Al igual que representantes de estudiantes y docentes, el máximo órgano de dirección y gobierno, la rectoría y vicerrectoría académica, coinciden en que este espacio de diálogo es imprescindible para grandes avances en la institución.
 
En el marco de las discusiones que se han formalizado en la mesa de diálogo para lograr la construcción de acuerdos ante al pliego de exigencias radicado por el movimiento estudiantil, integrantes de este espacio y del Consejo Superior Universitario, conversaron en Punto de Vista sobre este ejercicio participativo y sobre la postura que toman con relación a su funcionamiento.
 
El Vicerrector Académico, William Fernando Castrillón Cardona hace referencia a la intención de esta iniciativa: “Estamos trabajando insistentemente y hemos desarrollado con profesores y estudiantes un dialogo respetuoso en el escenario de esta mesa y vamos avanzando para que podamos llegar a acuerdos que nos permitan hacer institucionalidad; que nos permitan que la universidad sea el propósito de todos”. 
 
Además, recalca que hay situaciones a discutir que dependen de la mesa y del Consejo Superior Universitario, pero hay otras que no están dentro de sus competencias y son escenarios externos que obedecen a diálogos con otros organismos, lo que hace que se amplíe la discusión y se lleve a otras instancias.
 
En la actualidad, la conversación se centra en la revisión del cumplimiento de los acuerdos que hacían parte de la agenda de la mesa de negociación en el año del 2016.
 
Tras siete sesiones que se han adelantado desde la reglamentación y conformación de la mesa de diálogo con directivos, docentes y estudiantes, se han logrado importantes consensos.
 
Representantes de los docentes y estudiantes que acompañan dicha mesa, anunciaron en Punto de Vista que han sido alcanzados avances significativos durante los encuentros sostenidos para lograr la construcción de acuerdos en fortalecimiento de la Universidad Distrital, implementando este espacio de discusión y deliberación, como aporte a soluciones frente al pliego de exigencias radicado por el movimiento estudiantil. 
 
Desde el pasado 17 de enero, fue reglamentada la mesa de diálogo por parte de Consejo Superior Universitario. Este ejercicio se fundamentó en abrir un espacio de discusión para construir acuerdos, ante la situación coyuntural de la educación en los entes universitarios de carácter público y el paro nacional. La mesa está integrada por representantes del Consejo Superior Universitario, así como de delegados del Gobierno Nacional, estudiantes y profesores. 
 
Con aproximadamente 200 estudiantes se da comienzo a esta iniciativa académica gestada desde el Instituto de Paz de la Universidad Distrital y otras organizaciones promotoras de la Paz.
 
La Sede Aduanilla de Paiba fue escenario de la sesión inaugural del diplomado semipresencial y gratuito “Paz y Democracia: retos de su construcción territorial”, que se está llevando a cabo con organizaciones aliadas: Ciudadanías por la Paz de Colombia, la Asociación Democracia Hoy y el Observatorio de Juventud de la Universidad Nacional de Colombia.
 
Bajo la consigna de apoyar académicamente la creación de una nueva cultura política en el proceso de transición de la guerra a la paz, los participantes, que son líderes y lideresas de las localidades de Bogotá y de otras zonas del país, podrán visibilizar posibilidades de construcción democrática, que sean transformadoras y constructoras de paz desde sus territorios.
 
Metodológicamente, el diplomado está compuesto por sesiones de trabajo colectivo, sesiones magistrales y de trabajo autónomo que se desplegarán a través de seis módulos temáticos. 
 
Como parte de la gestión ambiental en Cundinamarca, el movimiento ha conseguido la firma de la “Política del Agua” en el municipio de Chía.
 
Carlos Mario López es estudiante de la Maestría en Comunicación y Educación y egresado del programa en Educación Básica con énfasis en Ciencias Sociales, quien es a su vez, director del movimiento Alianza por el Agua; una organización con visión ambiental, social y política que trabaja en la defensa de la vida, los animales, el agua y de lo público.
 
Su lucha a favor del medio ambiente inició hace más de seis años, con un grupo de personas preocupadas por causas ambientales y por el ordenamiento territorial. “Hicimos un gran trabajo durante mucho tiempo y posteriormente nos convertimos en un movimiento porque rompimos fronteras y entendimos que éstas son humanas y no ambientales”. Explica. 
 
López, en su función no solamente como estudiante activo, sino como egresado de la institución, direcciona su formación profesional al desarrollo de proyectos con comunidades, siempre en pro del medio ambiente. Sus inicios en este mundo fueron de la mano de sus docentes y compañeros de clase, proponiendo estrategias para el cuidado del ambiente dentro de la institución. 
 
Como todos los años, se celebrará el último sábado de abril y en esta ocasión tendrá lugar en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas.
 
Con charlas, ponencias y talleres se estará realizando este sábado 27 de abril, desde las 8 de la mañana, el Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre (FLISOL), un evento de alto impacto a nivel mundial que se lleva a cabo cada año, con el ánimo de promover la filosofía, alcances, avances y desarrollo del software libre.
 

En esta, su décima quinta versión, la Universidad Distrital y su Facultad de Ingeniería serán anfitriones estudiantes de colegios y universidades, así como de docentes, egresados, empresarios y demás seguidores del avance tecnológico. 

 
Representaciones profesorales y estudiantiles de la Universidad Distrital manifiestan su respaldo al desarrollo de la Minga Nacional y proponen algunas actividades para reiterar su apoyo ante esta masiva movilización que llevan a cabo comunidades indígenas y campesinas.
 
Las situaciones que se han desatado en el país por la movilización de los pueblos indígenas de Colombia, que proclaman la defensa de sus derechos y de garantías para los territorios, han hecho que diferentes colectivos, asociaciones, académicos, estudiantes, líderes políticos y demás grupos sociales defensores de los derechos humanos levanten su voz.
 
El representante de estudiantes en el Consejo Superior Universitario, Julián Báez y el docente Luis Alfonso Martínez, miembro de la junta directiva de la Asociación Sindical de Profesores Universitarios de la Universidad Distrital (ASPU – UD), acompañaron Punto de Vista para conversar sobre algunas percepciones y del contexto que tienen desde sus grupos de apoyo a este ejercicio de movilización. 
 
Reafirmando que no percibe la Minga como un movimiento regional, sino por lo contario, que se trata de una corriente de carácter nacional, el docente comenta: “Ha comenzado una articulación de organizaciones sociales en el país, incluida ASPU, la Unión Nacional de Estudiantes de la Educación Superior (UNEES), centrales obreras y comunidades afrodescendientes en torno a la Minga Nacional (…) son temas de interés para toda la nación colombiana”. Lo anterior, también teniendo como base los puntos de la agenda de la Minga, que tratan sobre el respeto a la vida, las garantías para los territorios, el respeto por los derechos económicos, sociales y culturales, así como el incumplimiento de acuerdos y la inclusión en el Plan Nacional de Desarrollo. 

 

Gracias al interés de estudiantes, docentes y egresados investigadores de Instituciones de Educación Superior, el desarrollo del deporte en la sociedad ha venido ganando la atención de nuevos estudiosos del tema y del Gobierno Nacional y Distrital en la formulación de políticas públicas y estrategias.
 
Para conversar sobre la dimensión e impacto de la práctica deportiva en la investigación y el desarrollo de estudios sociales, acompañó Punto de Vista el historiador Andrés Felipe Hernández Acosta, egresado de la Universidad Nacional, quien hace parte de la Asociación Colombiana de Investigación y Estudios Sociales del Deporte ASCIENDE, y a su vez, de la Asociación Gremial de Administradores Deportivos de Colombia, compuesta y fundada por egresados de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas.
 
Como lo explica el historiador, a través de ASCIENDE, desde la investigación, se han propuesto mejoras a la gestión deportiva, así como también la formulación e implementación de políticas públicas; aspectos que le ha permitido, tanto a la Asociación, como a la academia, trascender el debate a nivel público en espacios donde se toman decisiones frente al deporte. 

 

Como parte de una estrategia de intervención educativa, los colectivos de desarrolladores de videojuegos proponen ver en estos pasatiempos una oportunidad para mezclar la tecnología, la ciencia y, así mismo, hacer partícipe a los grandes talentos, de un entretenimiento en donde se conciben increíbles ideas.
 
Para conversar sobre el tema e incentivar a los estudiantes y egresados a unirse a las comunidades desarrolladoras de videojuegos, estuvo en Punto De Vista, Sandra Castro Pinzón – Asesora de comunicaciones y creadora del programa “Tan grande y jugando”, una iniciativa única en el país que data sobre los videojuegos Indies desarrollados en Colombia con un enfoque periodístico y de eduentretenimiento.
 
Yendo más allá de la industria del entretenimiento, los videojuegos se han convertido en herramientas de aprendizaje para pasar a ser un elemento educativo; tanto que la academia se está interesado en este material digital como una manera de atraer más jóvenes a innovar y poner a prueba su creatividad. 
 
El auge de los juegos alternativos o de desarrollo independiente se ha vuelto popular y rentable; además son múltiples las profesiones que están trabajando permanentemente en enseñar por medio de videojuegos y aplicaciones a través de las cuales se brindan soluciones a problemáticas sociales o como un instrumento educativo en fortalecimiento de competencias.