Calificación del usuario: 0  / 5

Estrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivas
 

 

Ante el momento coyuntural del sector educación y las recientes movilizaciones convocadas por estudiantes, profesores y trabajadores de universidades públicas, se continúan alzando las voces hacia el Estado para lograr el financiamiento adecuado de las instituciones.

 

El representante de los estudiantes ante el Consejo Superior Universitario, Julián Báez Vega, explica en Punto de Vista el contexto de este escenario donde ha tenido participación la Universidad Distrital y el papel que juega toda la comunidad académica en el marco de esta situación y de las asambleas que se han realizado por las diferentes facultades.
 
En consideración de lo anterior, el estudiante manifiesta sobre la marcha del pasado 10 de octubre, que este fue un encuentro histórico para el sector educativo: “Nace a partir de la unión de los estudiantes de educación superior, de cara a unificar nuevamente el movimiento estudiantil y poder asegurar junto con los docentes, los trabajadores e incluso la administración, el funcionamiento de las universidades en torno a esta crisis, no solo financiera, sino también en cuanto a bienestar universitario, formalización docente e investigación”.
 
De la misma manera, ratifica el representante estudiantil, que la fecha será recordada como un punto de inflexión en la lucha por el derecho a la educación en Colombia y de la unión que ha tenido el movimiento estudiantil con la masiva participación que ha acogido 32 comunidades académicas.
 
Desde el Congreso de la República, donde se adelantaba el debate sobre la situación presupuestal de las universidades públicas, el vocero declara también como se entiende el papel de las universidades públicas en las movilizaciones, apuntando que sirve como mecanismo de visibilización y de presión ante el gobierno: “Es la forma de demostrar que no somos pocos los que estamos saliendo a defender la educación superior y demostramos fuerza en gente, en debate y en propuestas en torno a las movilizaciones para mostrar la contundencia del movimiento estudiantil aunado hasta el momento”.
 
Después de la Asamblea General del 12 de octubre llevada a cabo en la Facultad Tecnológica, uno de los principales acuerdos a los que se llegó, fue que la Universidad Distrital no estuviera apartada de la dinámica nacional en defensa de la educación superior e igualmente, dijo Báez, que se suman al llamado que la UNEES (Unión Nacional de Estudiantes de Educación Superior) les ha hecho para apoyar el paro nacional.
 
Finalmente respalda que, aún en el marco de la declarada Asamblea Permanente, los profesores y estudiantes seguirán asistiendo a las sedes para el desarrollo de varias actividades que se han organizado en conjunto con los grupos de trabajo de las facultades, entre los cuales están campamentos, escenarios culturales y el avance de asambleas. “Hemos planteado que hayan unas garantías mínimas para volver a las clases (...) queremos generar conciencia sobre esta realidad”.