Calificación del usuario: 0  / 5

Estrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivas
 
 
 
El Consejo Académico de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, en razón y con ocasión de la crítica y lamentable situación financiera y presupuestal por la que atraviesan las universidades públicas en Colombia, se une al sentir y apoya las diferentes manifestaciones de las demás instituciones estatales de educación superior, y comunica a la comunidad universitaria y a la opinión pública, lo siguiente:
 
A juicio de la máxima autoridad académica de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, la importancia de la educación superior oficial radica en que, dicho servicio público constituido en derecho fundamental es un mecanismo de acceso democrático al conocimiento que garantiza de forma equitativa, el ascenso social, cultural y científico de la población, mediante la formación de calidad en áreas y sectores de valor estratégico para la sociedad.
 
La Universidad Distrital Francisco José de Caldas, como institución de educación superior pública no es la excepción, pues la mayoría de sus estudiantes provienen de los estratos 1, 2 y 3; sus sedes se encuentran ubicadas en zonas vulnerables de la ciudad y sus programas académicos son necesarios para mitigar y resolver problemas propios de la capital y del País; lo que evidencia que su función social es incalculable. Así se constituye nuestra universidad, en un espacio social y una organización institucional que tiene entre sus finalidades, la formación de algo más de veintisiete mil (27.000) estudiantes y ciudadanos activos, fomentando su espíritu crítico en la búsqueda de verdades abiertas y en la promoción de la ciudadanía y de la democracia.
 
De acuerdo a su naturaleza pública, el funcionamiento y crecimiento de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas depende de los aportes que para tal efecto realiza el Estado a través de la Nación y del Distrito de Bogotá, lo que debe asegurar el mantenimiento de las actuales condiciones y propender la ampliación de cobertura hacia otros sectores que no cuentan con posibilidades de acceso a la educación superior pública de calidad, para lograr una sociedad más justa, equitativa y autónoma.
 
Sin embargo, la realidad actual permite evidenciar la crisis económica de las universidades públicas en general y de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas en particular; el actual desfinanciamiento de estas instituciones sigue creciendo y los recursos que asigna el Estado cada vez son más limitados de acuerdo a las necesidades de dichas instituciones públicas, lo que impide su crecimiento y amenaza su existencia.
 
El programa “ser pilo paga”, es un fiel reflejo de la indebida priorización de los recursos públicos y de la inexistencia de una política de fortalecimiento del proyecto de educación pública a través de las instituciones oficiales, lo que diluye los legítimos derechos que tienen los jóvenes de bajos recursos en etapa de formación universitaria de acceder en condiciones de igualdad a formación profesional.
 
En este orden de ideas, afianzamos nuestro compromiso con lo público y requerimos con urgencia del Gobierno Nacional, lo siguiente:
 
1- Que los recursos financieros aportados a las universidades estatales, se proyecten de manera razonada y con base en la realidad presupuestal que presentan las instituciones públicas de educación superior.
 
2- El aumento real de los aportes al presupuesto de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, lo que garantizaría mantener e incrementar paulatinamente la cobertura estudiantil con criterios de alta calidad y de acuerdo a las necesidades de la Ciudad y el País.
 
3- El apoyo irrestricto a la ampliación de la planta de profesores de carrera, pues es una realidad que por los limitados recursos, las necesidades docentes son suplidas por profesores ocasionales con vinculación temporal y sin posibilidades de apoyo a formación posgradual.
 
4- Proponer las reformas a los artículos 86 y 87 de la ley 30 de 1992, de tal forma que el incremento presupuestal para las Universidades Públicas sea real y constante, para lo cual se propone un aumento en ocho (8) puntos por encima del IPC.
 
5- Reversar, a través de las medidas que resulten pertinentes, los efectos nocivos de la reforma tributaria que afecta seriamente los ingresos y calidad de vida de los profesores universitarios y de su comunidad en general.
 
6- Modificar los artículos 336 y 388 de la ley 1819 del 2016 para que, en la práctica, los gastos de representación como renta exenta, se preserven en el marco de los mandatos legales y constitucionales.
 
7- Revertir las iniciativas inconsultas de modificación del Decreto 1279 de 2002, las cuales no cuentan con la participación de la base profesoral.
 
8- Mejorar las condiciones laborales y prestacionales de los docentes, en aplicación del principio de progresividad y no regresividad en materia laboral.
 
9- Recuperar los recursos del anterior impuesto sobre la renta para la equidad (CREE), los cuales fueron dirigidos al ICETEX y a programas como Ser Pilo Paga, desfinanciando aún más la Universidad Pública.
 
10- Dar cumplimiento a la Sentencia C-006 de 1996 de la Corte Constitucional, que garantiza los derechos laborales de los profesores que no pertenecen a la carrera docente y que desarrollan las mismas funciones de los que sí pertenece a la carrera.
 
Los anteriores requerimientos se elevan con absoluto respeto de las competencias del gobierno nacional, en cumplimiento de los postulados del Estado Social de Derecho contenidos en nuestra constitución política, y con el único objetivo de fortalecer la educación pública de calidad.
 
 
                                                                           CONSEJO ACADÉMICO
                                                UNIVERSIDAD DISTRITAL FRANCISCO JOSÉ DE CALDAS
 
 
Sistema Integrado de Comunicaciones 
Fuente de información: Secretaría General
Secretaría General Miembros Consejo Académico 
Universidad Distrital Francisco José de Caldas