Calificación del usuario: 5  / 5

Estrellas activasEstrellas activasEstrellas activasEstrellas activasEstrellas activas
 
 
 
En sesión ordinaria del Consejo Superior Universitario, se dio debate final este jueves al Proyecto de Acuerdo por el cual se autoriza el diseño y puesta en marcha de un programa académico transitorio que permita a estudiantes inactivos y egresados no graduados de proyectos curriculares de pregrado y posgrado, retomar y culminar su formación académica.
 
Con la implementación de esta iniciativa se pretende beneficiar a más de dos mil personas que por diversos motivos no lograron finalizar exitosamente sus estudios ni obtener el título correspondiente, es decir, quienes se encuentren reportados en el Sistema de Gestión Académica en estado T (Que terminaron materias y/o espacios académicos y no se matricularon) y desde la terminación de materias no han presentado su trabajo de grado.
 
Por otra parte, también está dirigido a aquellas personas que han cursado y aprobado el 70% o más de los créditos académicos del plan de estudios y perdieron la calidad de estudiante al no renovar la matricula. Cabe resaltar que la propuesta aplica para quienes deseen acogerse durante los años 2019 y 2020, en los periodos académicos 2019-I, 2019-III, 2020-I y 2020-III.
 
El Vicerrector Académico, encargado de sustentar el proyecto en la sesión del CSU, manifestó su interés en abordar esta iniciativa ante la preocupación por parte de la diferentes instancias académicas y administrativas,  respecto al alto número de estudiantes que no han culminado su proceso de graduación y las consecuencias que tiene esta situación en la institución en términos de la gestión institucional y las políticas de calidad y acreditación.
 
Por su parte, Julián Báez, Representante Estudiantil mencionó sobre la importancia de este Acuerdo: “Parte de varias lecturas hechas desde el Consejo Académico, donde vimos que había alto porcentaje de estudiantes expulsados de la universidad y no se tenían en cuenta las circunstancias por las cuales eran expulsados, entonces vimos la necesidad de una política transitoria para que ellos tengan la oportunidad de terminar sus estudios”. También explicó: “Los motivos de deserción básicamente se dan por las condiciones sociales y económicas en las que se encuentran los estudiantes”. 
 
La iniciativa atiende la necesidad de establecer lineamientos, estrategias y metodologías para el mejoramiento de la gestión institucional, fomentar la graduación, disminuir la retención de los estudiantes y mejorar procesos académicos y administrativos, que favorezcan la reducción  de la deserción estudiantil. Reza el documento.
 
Por lo anterior es que se pretende poner en marcha estas acciones dirigidas a garantizar la permanencia y la disminución de los niveles de abandono académico por parte de los estudiantes a través de la culminación de los procesos de formación profesional, “esto como parte integral para la Universidad en el desarrollo de sus funciones misionales”.
 
Finalmente, el Representante de egresados, Carlos Andrés Fajardo, enfatizó en la necesidad de juntar esfuerzos entre las diferentes instancias de dirección de la universidad para establecer y ejecutar acciones que favorezcan a aquellas personas que por ciertas razones, personales, económicas y sociales no pudieron terminar a satisfacción su proceso de formación. Del mismo modo manifestó: “Agradezco el impulso que le ha dado la Administración a esta iniciativa, e igualmente el apoyo por parte de la Secretaría General, ya que junto con la plenaria del CSU avalan la aprobación de esta amnistía que le permitirá a muchos estudiantes retornar a la universidad”.
 
Es así, como tras múltiples esfuerzos evocados durante aproximadamente dos años y con el respaldo y compromiso por parte de la Administración, la representación estudiantil y de egresados, hoy la Universidad Distrital se acerca a cumplir una de las principales metas que se ha trazado: mejorar los índices de permanencia y graduación estudiantil.
 
Al proyecto le resta ajustarse a las últimas recomendaciones que realizó el plenario del CSU. Por último, el Consejo Académico en los próximos dos meses, reglamentará los procedimientos académicos y administrativos necesarios para dar inicio a la divulgación e implementación del programa transitorio de retorno.