Calificación del usuario: 0  / 5

Estrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivas
 
 
 
En las últimas horas, la Procuraduría General de la Nación a través del Instituto de Estudios del Ministerio Público (IEMP), hizo la distinción a la Universidad Distrital por su compromiso, dedicación y apoyo al cumplimiento de los objetivos y metas del IEMP. El reconocimiento, recibido por el rector Ricardo García Duarte, fue firmado por el director del Instituto, Carlos Mario Molina Betancur.
 
Esta distinción se realiza en el marco del convenio que las dos instituciones adelantarán para aunar esfuerzos que garanticen el estudio, análisis y la oferta en común de programas académicos que permitan impactar las diferentes regiones del país y consolidar los procesos de paz y pos-conflicto en Colombia.
 
Durante la entrega del reconocimiento, el rector de la Universidad Distrital señaló que con la suscripción del convenio será posible adelantar, a partir de las dificultades que se han suscitado en la implementación del acuerdo de paz, esfuerzos comunes en términos de estudio, investigación y pensamiento, para contribuir efectivamente a que la paz no sea solo un pacto que cierre un pasado, sino una labor que abra horizontes a una nación que necesita construir sobre todo equidad. En tal sentido, el directivo manifestó el interés, desde los respectivos institutos que se ocupan de esos temas en la Universidad, para participar a través de la alianza, en la defensa de los derechos humanos y la construcción de una mejor democracia para el país.
 
De tal forma, el rector García Duarte, destacó que el convenio con el Instituto de Estudios de la Procuraduría, tendrá como propósito convertir al IEMP en un verdadero centro de pensamiento en donde los esfuerzos por consolidar el pos-conflicto sean los principios ejecutores, al señalar que “la firma del acuerdo hace más de un año ha permitido, materialmente terminar una guerra; hecho del cual se han seguido unos inobjetables resultados positivos”.
 
Sin embargo, llamó la atención sobre el hecho que simbólicamente a veces se convierte al otro en enemigo al que hay que aniquilar, con lo cual se destruye la política entendida en el sentido de convivencia”, agregó el directivo.